Merch Styling

Diluyentes y medios para pintar al óleo

La pintura al óleo es la favorita de muchos artistas, pero es necesario saber usarla, y una parte fundamental para tener éxito es saber utilizar adecuadamente los diluyentes para óleo. De esta forma, según utilices los diluyentes y medios podrás aplicar diferentes técnicas y lograr distintos acabados.

De hecho, si por el contrario utilizas inadecuadamente el diluyente para oleo podrías llegar a estropear tu obra, haciendo que se conserve mal a lo largo del tiempo, y acabe por cuartearse u obtener un color amarillento.

A continuación, vamos a hablarte de los principales diluyentes para óleo, así como el modo correcto de diluir la pintura, ¡para que empieces a practicar con tus propias mezclas!

Naturaleza de la pintura al óleo

Debido a su naturaleza y consistencia, así como el tiempo que tarda en secarse, la pintura al óleo precisa de mayor atención y dedicación que las pinturas a base de agua. Por ello, lo primero que debes saber es cómo es la pintura al óleo.

Se trata de un material que se elabora a base de pigmentos en polvo mezclados con aceites, dando lugar a un consistencia espesa. El aceite sirve a modo de humectante, creando una película que los protege, los adhiere al lienzo y realza sus propiedades.

Y este efecto aceitoso es justo lo que la diferencia de otras pinturas, ya que mientras que con las acuarelas o las temperas basta con diluirlas en agua, pintar al óleo y limpiar los materiales resulta un poco más laborioso y meditado.

No obstante, esta diferencia también ofrece grandes ventajas, como el tiempo de secado del óleo, que es mucho más lento, dando la posibilidad de hacer correcciones sobre el lienzo, crear más mezclas, aplicar más detalles, o diferentes técnicas y efectos…

Diluyentes para óleo

Los diluyentes son un material indispensable al pintar al óleo, ya que son los que mejoran la fluidez de la pintura, y los que posteriormente facilitan su limpieza. De esta forma, los más comunes y demandados son los siguientes:

Esencia de trementina

Se trata del diluyente para óleo más utilizado en pintura, que se obtiene de la oleorresina procedente de los troncos de las coníferas, como los pinos y abetos. De esta forma se extrae la esencia de trementina, pero aún en este estado no se considera habilitada para ser utilizada sobre el lienzo, ya que contiene restos indeseables.

Por ello, la esencia de trementina debe pasar por otro proceso de tratado, donde se destila para obtener la esencia de trementina rectificada, que ya si es aplicable con fines artísticos. Con ella, se consigue hacer el óleo más ligero, al retirarle parte de su aceite. También sirve para limpiar todos los materiales de pintura, así como para retirar barniz, y diluir resinas y medios.

Pero hay que saber utilizarla con cautela, haciendo uso de esto en cantidades mínimas, y en un recipiente diferente. Además, no se deben reutilizar los sobrantes para evitar la contaminación. Y para su conservación, se recomienda mantener en un lugar sin luz, y debidamente tapado para que no se evapore.

Por último, como dato curioso, a este diluyente para óleo también se le suele llamar aguarrás vegetal, que no es lo mismo que el aguarrás mineral.

Aguarrás mineral o White Spirit

A diferencia del aguarrás vegetal, el aguarrás mineral procede de derivados del petróleo. Es uno de los diluyentes para óleo más demandados, por su bajo precio. Pero no es del todo compatible con algunos medios y tiene un olor fuerte y algo desagradable. Aunque, existen opciones inodoras, como esta de la marca Talens.

Diluyente para óleo sin olor

A pesar de su gran aporte a la pintura, los diluyentes se hacen difíciles de soportar, por su fuerte olor. No obstante, hoy por hoy, ya se pueden encontrar en diferentes tiendas de arte opciones de diluyentes para óleo sin olor.

Medios o medium

Un medio también es un diluyente para óleo, pero a diferencia de estos últimos, los medios no se evaporan, es decir, una vez diluidos con el óleo, pasan a formar parte de la pintura para siempre.

Dicho esto, existen diferentes tipos de medios, en función del tiempo de secado y de la capa donde se quiera aplicar, así como el efecto que se quiera conseguir.

Un ejemplo de medio muy utilizado es el aceite de linaza, que se suele utilizar mezclado con trementina y es perfecto como diluyente para la pintura al óleo, al igual que otros como: el aceite de lino purificado, cocido o decolorado, el aceite de amapola, o liquin, entre otros.

Consejos para diluir la pintura al óleo

A la hora de utilizar los diluyentes para óleo, debes tener en cuenta que cada pigmento tiene una cantidad concreta de aceite. Y debes considerar la fluidez y transparencia que quieres para tu obra.

Así mismo, ten en cuenta que es necesario preparar cada una de las capas de tu cuadro, para obtener la mejor adherencia y conservación. Así, debes intentar que la primera capa esté muy bien diluida y quede bien fina.

Para ello, utiliza tu diluyente para óleo para reducir el contenido de aceite del pigmento que vayas a utilizar, y espera a que la capa se seque para seguir pintando sobre ella. A partir de este momento, debes seguir la famosa regla del “graso sobre magro”, esto quiere decir que cada capa debe ser algo más grasa que la anterior. Lo conseguirás aumentando la proporción de aceite en cada capa.

Comprar diluyentes al óleo online

¿Te has decidido a empezar a pintar al óleo pero no sabes donde adquirir los materiales necesarios? ¡En Arte Dovale te lo ponemos fácil! Consigue todos los utensilios y materiales auxiliares para óleo sin salir de casa.

Además, te proponemos otros contenidos de nuestro blog, desde donde podrás aprender diferentes técnicas y consejos sobre el maravilloso mundo de la pintura al óleo:

⭐  3 técnicas para utilizar las pinturas al óleo (principiantes)

⭐  ¿Cómo elegir tu maletín de pinturas al óleo? (para principiantes y expertos)

Deja un comentario

Item added to cart.
0 items - 0,00

Envíos gratis a partir de 50€ de compra